LOADING

Type to search

La guerra comercial Estados Unidos-Europa comienza con los vinos, quesos, aceite de oliva, aceitunas…


Redacción
jueves, octubre 3, 2019
La Unión Europea amenazó con represalias ante la decisión estadounidense de aplicar aranceles a una gama de productos del bloque como quesos, vinos y otros, que podrían causar pérdidas de empleos en Europa y aumentos de precios en Estados Unidos. El fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) abrió la puerta a lo que […]

La Unión Europea amenazó con represalias ante la decisión estadounidense de aplicar aranceles a una gama de productos del bloque como quesos, vinos y otros, que podrían causar pérdidas de empleos en Europa y aumentos de precios en Estados Unidos.

El fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) abrió la puerta a lo que podría ser el primer episodio de un enfrentamiento comercial abierto de Estados Unidos con la Unión Europea (UE). El organismo falló a favor de que Estados Unidos impusiera aranceles por un valor de $7.500 millones para el bloque comunitario, por haber otorgado ayudas entre 2011 y 2013 al fabricante aeroáutico Airbus frente a su competidor estadounidense Boeing.

Pero pocas horas más tarde, Donald Trump anunciaba la imposición de aranceles a partir del próximo 18 de octubre. Los países más afectados por los aranceles del 10% y 25% serán Francia, Alemania, España y Reino Unido. Sin embargo, las medidas anunciadas desde Washington afectan a otros países miembro como Portugal, Eslovaquia, Holanda o Suecia, entre otros.

Es un amplio listado de productos con origen en países europeos que van desde jerseys, suéters, abrigos, aviones, pasando por el café, diferentes tipos de quesos, el aceite de oliva, las aceitunas, licores, refrescos, derivados del cerdo como el jamón o frutas como las peras, ciruelas, melocotones o naranjas, producidos por un elevado número de países de la Unión Eurepea.

La Unión Europea prevé que en un caso similar de subsidios estadounidenses a Boeing la OMC fallará a su favor en los próximos meses. Ha expresado la esperanza de que las partes desistan de aplicar nuevos aranceles, que significan impuestos sobre la importación. A veces los importadores transmiten esos nuevos costos a los consumidores al aumentar sus precios.

“Si Estados Unidos impone contramedidas, colocará a la Unión Europea en una situación en la que estaremos obligados a hacer lo mismo”, dijo el vocero de la Comisión Europea, Daniel Rosario, al hacerse eco de la perspectiva sombría expresada por muchos gobiernos del continente.

Estados Unidos y la Unión Europea aplicaron aranceles recíprocamente el año pasado. Son un dolor de cabeza adicional para los negocios europeos afectados por el Brexit, ya que Gran Bretaña podría salir del bloque el 31 de octubre sin un acuerdo, lo que significaría nuevos aranceles de la noche a la mañana sobre el enorme flujo comercial a través del Canal de la Mancha.

Deja un comentario