LOADING

Type to search

La frontera colombo-venezolana se tiñe de sangre por enfrentamientos entre urabeños y Rastrojos


Redacción
martes, junio 18, 2019
Este espacio limítrofe es objeto de una disputa territorial entre organizaciones al margen de la ley por actividades ilícitas como el contrabando, el narcotráfico, tráfico de armas, trata de blancas, tráfico de migrantes entre otros...

Unos doce muertos y más de quince heridos dejó una confrontación armada entre grupos ilegales en la zona de frontera venezolana muy cerca a territorio colombiano. Los hechos se presentaron en el corregimiento de Boca de Grita, en el Estado Táchira a tan solo cinco minutos del municipio de Puerto Santander en el área metropolitana de Cúcuta.

Según Caracol Radio, los habitantes de la zona dijeron que “desde las tres de la mañana se generaron enfrentamientos entre grupos armados, acá se están enfrentando urabeños y Rastrojos por el control de todo lo que se mueve de manera ilegal en la frontera”.

La estación aseguró que la mayoría de las personas asesinadas son de nacionalidad colombiana. Y que “a raíz de esta situación, hay una zozobra en el pueblo del lado colombiano, ya algunos han llegado a preguntar por sus familiares, el comercio cerró sus puertas y estamos temerosos de lo que esto pueda desencadenar”.

Este espacio limítrofe es objeto de una disputa territorial entre organizaciones al margen de la ley por actividades ilícitas como el contrabando, el narcotráfico, tráfico de armas, trata de blancas, tráfico de migrantes entre otros.

Según Infobae, todos en la frontera venezolana han oído hablar y le temen a Los Rastrojos, un sanguinario grupo que ha escenificado varios hechos sangrientos en su intento de controlar la zona limítrofe y la gran industria del contrabando. Hace años se instalaron en pueblos como San Antonio, Ureña, Rubio, Capacho del Táchira. Con ellos y su extorsión y sicariato, también llegó la activación de explosivos, los enfrentamientos a plomo en las calles de los pueblos, cuando se disputaban con Los Urabeños el control del territorio.

Esa parte de la frontera ahora tiene actores nuevos: Los Pelusos, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), bandas criminales locales al servicio de intereses políticos, entre otros.

Tags:

Temas relacionados

Deja un comentario