LOADING

Type to search

El llanto del Chapo y la inexpugnable cárcel de la que no saldrá nunca


Redacción
miércoles, febrero 13, 2019
Muchos de los 490 reclusos pasan hasta 23 horas al día solos en celdas de concreto de 2,1 por 3,6 metros. Las comidas las deslizan a través de pequeños agujeros en las puertas. La cama es una losa de concreto cubierta con un delgado colchón y mantas

La Oficina para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) difundió un video sin audio en el que puede verse al Joaquín El Chapo Guzmán con los ojos llorosos y limpiándose una lágrima a su llegada a Nueva York el 19 de enero de 2017, la fecha en que se concretó su extradición a Estados Unidos rodeado de agentes de la DEA y del Departamento de Seguridad Nacional.

Jeffrey Lichtman, uno de sus abogados, dijo que el video donde Guzmán Loera se seca las lágrimas, pero escucha atento las instrucciones de los agentes, no fue presentado en el Corte. El abogado le dijo a la CNN que las imágenes podrían haber humanizado un poco al Chapo ante los ojos del jurado.

El martes, los 12 miembros de ese jurado declararon al narcotraficante culpable de todos los cargos por lo que podría enfrentar cadena perpetua obligatoria. Guzmán Loera será sentenciado el 25 de junio y lo más probable es que sea recluido en la ADX Supermax en Colorado, que alberga a algunos de los delincuentes más conocidos de Estados Unidos.

Una docena de imponentes torres armadas se elevan por encima de los edificios de ladrillo desproporcionadamente bajos. Las paredes están cubiertas con alambre de púas y bloquean parcialmente las montañas cubiertas de nieve.

Muchos de los 490 reclusos pasan hasta 23 horas al día solos en celdas de concreto de 2,1 por 3,6 metros. Las comidas las deslizan a través de pequeños agujeros en las puertas. La cama es una losa de concreto cubierta con un delgado colchón y mantas.

Las celdas cuentan con una sola ventana de aproximadamente 107 centímetros de alto y 10 centímetros de ancho que permite que entre un poco de luz natural, pero fueron hechas de tal manera que los prisioneros no puedan ver más allá del edificio.

Los reclusos tienen poco contacto con el exterior a no ser por los guardias y personal penitenciario. Ellos deben usar grilletes, esposas y cadenas en el estómago cuando los llevan fuera de sus celdas y son escoltados por guardias. Se les permite una hora de receso en una jaula al aire libre, un poco más grande que las celdas de la prisión. Dentro de la jaula, solo se puede ver el cielo.

El correo y las conversaciones son monitoreados todo el tiempo, testificó el actual alcalde de ADX, John Oliver. En algún momento, los internos podrán obtener un empleo en la prisión, como limpiar las duchas, o ser trasladados a la población general.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *