fbpx
LOADING

Type to search

Donald Trump enfila contra la OMS, mientras las muertes por el Covid-19 se multiplican en Estados Unidos

martes, abril 14, 2020
Estados Unidos contribuyó con cerca de $900 millones en el presupuesto de 2018-2019, lo que supone aproximadamente una quinta parte del total de $4.400 millones de presupuestos para esos años,

Donald Trump cortó la entrega de fondos a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en plena emergencia sanitaria mundial por el Covid-19, al acusarla de gestionar mal y encubrir la propagación del coronavirus. “La OMS ha fracasado en su deber más básico y debe rendir cuentas”, dijo al advertir que una de las decisiones más peligrosas y costosas de ese organismo fue su oposición al veto a los viajeros procedentes de China que Washington aplicó desde el 31 de enero.

“Afortunadamente no me convencieron y así salvamos miles y miles de vidas. Si otros países hubiesen hecho lo mismo se hubiesen salvado muchas más vidas, sin embargo, miren al resto del mundo, países de Europa y regiones que siguieron los consejos de la OMS. Según Trump esos países antepusieron la corrección política a la salvación de vidas.

Trump acusó a la OMS de haber actuado en función de los intereses del régimen chino y de haber respondido tarde y mal a la amenaza que se cernía sobre el mundo. “El silencio de la OMS ante la desaparición de investigadores y doctores y las nuevas restricciones a la información sobre la investigación de los orígenes de la Covid-19 (por parte de China) es profundamente preocupante”, dijo.

Estados Unidos contribuyó con cerca de $900 millones en el presupuesto de 2018-2019, lo que supone aproximadamente una quinta parte del total de $4.400 millones de presupuestos para esos años, reseña El País.

Cuando la Administración de Trump aprobó las limitaciones a los viajes, la organización lo criticó alegando que la restricción de entrada de los pasajeros procedentes de áreas afectadas no son efectivas habitualmente en la prevención de la llegada de casos, pero pueden causar un impacto económico y social significativo. El 29 de febrero la organización seguía advirtiendo contra las restricciones. A mediados de marzo, los vetos se extendieron por medio mundo, cuando la pandemia -recién declarada- ya era muy grave. Trump actuó antes que los Gobiernos europeos en ese terreno.

La OMS se demoró hasta el 30 de enero para declarar el brote una emergencia pública y una preocupación internacional, en un comunicado en el que, además, aplaudía a China por “identificar rápidamente el virus y compartir sus consecuencias de modo que otros países pudiesen diagnosticarlas rápidamente y protegerse”.

Y el régimen de Xi Jinping acabó desatando la ira de sus ciudadanos cuando el 6 de febrero anunció la muerte por Covid-19 del médico Li Wenliang, quien había intentado advertir sobre el peligro de la epidemia cuando comenzaron los primeros casos y fue amonestado por ello por la Policía.

“Es chinocéntrica”, llegó a decir la semana pasada. La institución representa, además, una de estas organizaciones multilaterales que ha denostado a lo largo de toda su presidencia. Semanas atrás, dirigió su discurso contra Pekín refiriéndose constantemente al virus como “virus chino”, por su origen en la ciudad de Wuhan, pese a la estigmatización que puede suponer contra los ciudadanos asiáticos.

Trump, que se enfrenta a la reelección en las presidenciales de noviembre, en consciente de que buena parte del resultado depende de su gestión de este desastre global, de si sale de ella como un héroe o como un villano que no supo ver llegar el problema a tiempo.

Tags:

Temas relacionados

Deja un comentario