LOADING

Type to search

Anteponer la economía al planeta, no es viable

Andreas Erwin Fries
Universidad Técnica Particular de Loja
martes, noviembre 9, 2021
A escala global el aumento de las temperaturas está provocando fenómenos meteorológicos más extremos y devastadores, que impactan cada vez más el desarrollo social y económico en todos los países

El reporte “United in Science” (WMO, 2021) afirma que es necesario reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) inmediata y extensamente para limitar el calentamiento global a 1,5 °C y evitar consecuencias catastróficas para los seres vivos. Esto es una verdad que advierte al mundo; sin embargo, las emisiones de GEI, particularmente del dióxido de carbono (CO2), aumentan cada año, lo cual nos aleja de los acuerdos fijados durante la conferencia sobre el cambio climático en París (2015). Estos acuerdos fueron ratificados por 192 países, los cuales, aparte de la reducción de las emisiones de GEI y la limitación del calentamiento global a 1.5 °C, incluyen medidas concretas respecto a la mitigación (= la conservación y mejora los sumideros y depósitos de GEI) y adaptación (= el fortalecimiento de la resiliencia y la reducción de la vulnerabilidad) al cambio climático (IPCC, 2018). Para alcanzar esta meta, hasta el año 2030 se debe reducir las emisiones de GEI por un 45% respecto al año 2010, lo cual parece inalcanzable en vista del crecimiento de la población global, que cada año requiere más energía, y la economía mundial, que espera crecimientos en las ganancias todos los años.

Según el Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC), el cambio climático es evidente y causado por las actividades antropogénicas, particularmente por las emisiones excesivas de GEI. Según su último reporte “AR6” (IPCC, 2021), que incluye modelos climáticos y proyecciones socioeconómicos hasta el año 2100, se espera un aumento de la temperatura media global entre 1,0 °C y 1,8 °C para los escenarios de emisiones bajas de GEI, entre 2,1°C y 3,5 °C para los escenarios de emisiones intermedias de GEI, y entre 3,3 °C y 5,7 °C para los escenarios de emisiones altas de GEI, en comparación con el periodo 1850 – 1900.

Entonces, ¿Qué nos espera para el futuro?

Debido al aumento de temperatura, la frecuencia e intensidad de olas de calor, precipitaciones extremas y sequias van a incrementar, así como las intensidades de las tormentas. Estos efectos se evidenciaron este julio (2021), cuando en Alemania y Bélgica ocurrieron precipitaciones extremas que causaron más de 200 muertos y miles de millones de euros/ dólares en daños. Además, la reducción de las capas polares y el hielo de los glaciares va a progresar durante las próximas décadas, que tiene como consecuencia el aumento del nivel del mar y limitaciones respecto a la disponibilidad de agua dulce en algunas regiones.

En general, a escala global el aumento de las temperaturas está provocando fenómenos meteorológicos más extremos y devastadores, que impactan cada vez más el desarrollo social y económico en todos los países. Algunas regiones reciben más precipitaciones, causando inundaciones frecuentes y severas, mientras que otras regiones sufren de sequias prolongadas; por lo que las personas que viven en estos lugares deben emigrar para garantizar su sobrevivencia y de sus familias.

¿Queremos dejar un planeta habitable para nuestros hijos o gastar todos los recursos para fortalecer el desarrollo económico del momento?

¡Claro, no es una pregunta para decidir el uno o el otro! Primero, se debe sostener la base (= el planeta y sus recursos) para las futuras generaciones. Debido a esto, debemos mantener y fortalecer los recursos ecológicos y geológicos que tenemos en la Tierra.

En primer lugar, debemos reducir el uso de combustibles fósiles (generación de energía, trafico, etc.), lo cual, a la vez, disminuiría notablemente las emisiones GEI. Para esto, se debe investigar nuevas tecnologías que permitan capturar el CO₂ de la atmósfera o secuestrarlo durante la producción de energía (= Carbon Sequestration). Esto también incluye procesos industriales y la producción agrícola, donde se debe implementar secuencias operativas más limpias o ecológicas, que reducen las emisiones GEI y producen menos deshechos.

Además, debemos ampliar y optimizar las tecnologías de energías renovables (eólica, marítima o solar), para que toda la población mundial tenga suficiente energía de forma limpia. La meta es, lograr hasta 2050 una producción limpia de energía (0% de emisiones GEI) o, por lo menos, llegar a una producción neutral (emisiones = absorciones); es decir, implementar estrategias ecológicas y tecnológicas sostenibles en todo el planeta, para lo cual se necesita cooperaciones e intercambios internacionales; sin fines de lucro.

Por otro lado, debemos aumentar y mejorar los suministros o depósitos de GEI, que se refiere principalmente a los ecosistemas (vegetación natural), la cual se encuentra en gran peligro debido al cambio de uso de suelo antropogénico (deforestación, agricultura, minería, etc.). Mediante la reforestación y el manejo sostenible de los ecosistemas existentes, se puede aumentar su capacidad para capturar CO2 atmosférico (producción de biomasa), y conservar sus servicios (p.ej. almacenamiento y preparación de agua dulce). Otro depósito son los suelos, que pueden secuestrar diferentes GEI de la atmosfera mediante procesos de mineralización y depositarlos en formaciones geológicas por millones de años. Sin embargo, debido las actividades humanas, muchos suelos alrededor del mundo muestran procesos de erosión extensos y severas. Además, debido al aumento de temperatura, el permafrost (suelos congelados) en las zonas polares se derriten y emiten grandes cantidades de metano (CH4 = GEI) a la atmosfera, lo cual fue encerrado en ellos por miles de años, que, en consecuencia, acelera el calentamiento global e intensifica los efectos del cambio climático.

¿Cuáles serían los costos respecto a la mitigación y adaptación al cambio climático vs. pagar los daños causados?

Como he indicado antes, el cambio climático es real y los daños causados son cada vez más costosos para todos los países. Se observa más frecuentes precipitaciones extremas, inundaciones y sequías y otros fenómenos extremos (p.ej. La Niña/ El Niño) en todo el mundo, que requieren inversiones adicionales para su reconstrucción. Según Sanderson y O´Neill (2020), cada retraso en la implementación de acciones de mitigación respecto al cambio climático aumentara los costos, ya que los daños económicos y ecológicos se hacen más severos, o pueden ser irreversibles. Claro, la implementación de nuevas tecnologías y el cambio producción energética necesita inversiones fuertes; sin embargo, a largo plazo estos costos serian mucho menor que los costos para la reconstrucción de los daños provocados.

Debido a esto, se necesita la voluntad política (directivas) y empresarial (inversiones) a escala local, regional, nacional e internacional para realizar estos cambios. Esto requiere fuertes inversiones, que afectaran los presupuestos de los gobiernos y las ganancias de las impresas. La economía es ciertamente beneficioso e importante para todos; sin embargo, si no se toman las medidas para afrontar el cambio climático a tiempo, los efectos serian catastróficas para los seres humanos y los ecosistemas (p. ej. planeta inhabitable), que eliminaría la economía y su desarrollo también.

Para implementar medidas adecuadas, se necesita preservar los ecosistemas a escala global, así como realizar estudios locales y regionales, que permiten identificar las posibilidades y las acciones óptimas para cada región, ya que los efectos del cambio climático no son iguales en todo el planeta. En la provincia de Loja al sur de Ecuador, por ejemplo, el clima está dividido en una parte occidental semiárida y otra parte oriental húmeda. Según Ministerio del Ambiente (MAE, 2015), en la parte occidental se observa procesos de desertificación, lo cual se evidencia con sequías más frecuentes y prolongadas; mientras que, en la parte oriental, según el Consorcio formado por la Fundación para la Investigación del Clima, la Universidad Técnica Particular de Loja y LAVOLA S.A (2019), se espera un aumento de las precipitaciones entre 30% a 50% hasta el año 2100, que causara derrumbes e inundaciones más frecuentes debido a lluvias extremas.

Al final, para enfrentar el cambio climático actual y sus efectos, todos debemos hacer nuestra parte; es decir, modificar nuestros hábitos, o estilo de vida, para ser un poco más ecológicos. Así, podemos garantizar el uso sostenible de los recursos y, a la vez, fortalecer el desarrollo socioeconómico para las futuras generaciones.


Referencias


Consorcio formado por la Fundación para la Investigación del Clima, Universidad Técnica Particular de Loja y LAVOLA S. A. (2019). Índice de Vulnerabilidad al Cambio Climático en la Ciudad de Loja (Provincia de Loja) en Ecuador. CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.
https://www2.ficlima.org/vulnerabilidad-al-cambio-climatico-en-galapagos-ecuador/

IPCC (2018). Summary for Policymakers. In: Global Warming of 1.5°C. An IPCC Special Report on the impactsof global warming of 1.5°C above pre-industrial levels and related global greenhouse gas emission pathways,in the context of strengthening the global response to the threat of climate change, sustainable development, and efforts to eradicate poverty [Masson-Delmotte, V., P. Zhai, H.-O. Pörtner, D. Roberts, J. Skea, P.R. Shukla, A. Pirani, W. Moufouma-Okia, C. Péan, R. Pidcock, S. Connors, J.B.R. Matthews, Y. Chen, X. Zhou, M.I. Gomis, E. Lonnoy, T. Maycock, M. Tignor, and T. Waterfield (eds.)]. https://www.ipcc.ch/sr15/download/

IPCC (2021). Summary for Policymakers. In: Climate Change 2021: The Physical Science Basis. Contribution of Working Group I to the Sixth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change [Masson-Delmotte, V., P. Zhai, A. Pirani, S. L. Connors, C. Péan, S. Berger, N. Caud, Y. Chen, L.Goldfarb, M. I. Gomis, M. Huang, K. Leitzell, E. Lonnoy, J.B.R. Matthews, T. K. Maycock, T. Waterfield, O. Yelekçi, R. Yu and B. Zhou (eds.)]. Cambridge University Press. https://www.ipcc.ch/report/ar6/wg1/

República del Ecuador. Ministerio del Ambiente [MAE] (2015). Plan Nacional de Cambio Climático 2015 – 2018. Quito, Ecuador. https://info.undp.org/docs/pdc/Documents/ECU/PLAN%20NACIONAL%20DE%0CAMBIO%20CLIM%C3%81TICO.pdf

Sanderson, B.M. y O’Neill, B.C. (2020). Assessing the costs of historical inaction on climate change. Sci Rep 10, 9173. https://doi.org/10.1038/s41598-020-66275-4
WMO (2021). United in Science 2021: A multi-organization high-level compilation of the latest climate science information. World Meteorological Organization.
https://public.wmo.int/en/resources/united_in_science

Tags:
Ahora puedes recibir notificaciones de Dialoguemos. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

 

 

Temas relacionados

Deja un comentario

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com