LOADING

Type to search

Las pruebas de diagnóstico darán un resultado real de contagios

Sonia Zapata Mena
Universidad San Francisco de Quito
martes, abril 28, 2020
Gracias al apoyo de la empresa privada llegarán alrededor de 5 000 pruebas, que las procesaremos en el laboratorio. Para ello, contamos con un equipo completo, que cumple con todos los protocolos de bioseguridad, para el manejo de muestras y estandarización

Desde hace algunos años el Laboratorio de microbiología de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), se encuentra al servicio de la comunidad, para el diagnóstico de diferentes patógenos. Y esta emergencia sanitaria ocasionada por el nuevo coronavirus, no es la excepción. La academia está ligada y apoyando en estas crisis específicamente los microbiólogos, por ello en nuestro laboratorio se secuenció el genoma del virus Covid-19, del primer paciente que llegó a Quito. Se trataba de un turista holandés de 57 años.

Al momento, trabajamos en dos líneas, la una es la de investigación liderada por el Departamento de Bioinformática, referente a la secuenciación de las diferentes cepas del Covid y; por otro lado, estamos armando el Laboratorio de Diagnóstico. El problema que teníamos no era un tema de infraestructura ni de competencias técnicas, sino más bien de déficit de pruebas diagnósticas cuando empezó esta emergencia.

Gracias al apoyo de la empresa privada llegarán alrededor de 5 000 pruebas, que las procesaremos en el laboratorio. Para ello, contamos con un equipo completo, que cumple con todos los protocolos de bioseguridad, para el manejo de muestras y estandarización.

Todo va a depender más que de la velocidad del procesamiento, de la disposición de pruebas, inicialmente llegarán 1 000, luego otras 4 000 y los diagnósticos se realizarán de acuerdo a la disposición de los kits.

En un laboratorio de este tipo es muy importante el personal técnico. Cuando se hace diagnóstico hay que tener claro que se deben manipular muy bien las muestras y garantizar la seguridad del resultado. Trabajamos con pruebas que han sido estandarizadas y al hacer diagnóstico, el primer componente es el personal técnico capacitado que esté muy preparado y a la vanguardia del conocimiento sobre el uso de ellas. A ello se suma la estructura técnica, los laboratorios tienen que estar bien equipados, para seguridad de la persona que trabajará allí y del resultado que se emitirá.

Por este motivo el laboratorio de la USFQ cumple con todos los permisos de funcionamiento solicitado por las diversas entidades estatales.

Lo único que podemos hacer como ciudadanos es evitar contagiarnos y contagiar a otras personas, porque este es un virus altamente infeccioso y cuando hablamos en cifras a nivel mundial se podría infectar hasta el 70% de la población, es decir 7 billones de personas y tomando en cuenta la tasa de mortalidad del 3% hablamos de millones de personas, en riesgo de morir.

Debido a esta emergencia sanitaria, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió aprobar todas las pruebas que estaban en proceso de validación, por ser un tema emergente. Pero si se tratara de un tema de no emergencia hay una serie de prodecimientos que se deben cumplir antes de aprobar una prueba diagnóstica. En este caso se aceleró el proceso, porque lo que se necesita es diagnosticar a la mayor cantidad de personas, para tener una idea del número de infectados con el virus. Esto con la idea de confinarlos, aunque la disposición no se cumpla ni funcione a cabalidad, porque hay gente infectada que se mueve y al hacerlo esparce el virus, por ello en Quito estamos enfrentando una fase exponencial de contagio comunitario.

Lo único que podemos hacer como ciudadanos es evitar contagiarnos y contagiar a otras personas, porque este es un virus altamente infeccioso y cuando hablamos en cifras a nivel mundial se podría infectar hasta el 70% de la población, es decir 7 billones de personas y tomando en cuenta la tasa de mortalidad del 3% hablamos de millones de personas, en riesgo de morir.

Este es un tema crítico, la ciudadanía debe entender que la única manera de controlar al virus es evitar el contagio, porque el diagnóstico es una herramienta que ayuda a contener y a establecer el cerco epidemiológico, pero la persona ya está infectada. El destino que tendrá la enfermedad en cada uno de los contagiados será diferente y dependerá de su estado de salud, de la edad, si es hombre o mujer o si tiene enfermedades preexistentes. En los pacientes el virus puede provocar desde una simple gripe hasta un colapso pulmonar.

Lo que nos espera es una situación muy parecida a lo que ha ocurrido en Guayaquil donde se presenta un crecimiento explosivo de casos. El confinamiento logró regular a las personas que se confinaron, pero quienes salieron seguían dispersando el virus, porque muchas son asintomáticas.

La única forma de controlar este virus que ha convulsionado al mundo es evitar el contacto haciendo el confinamiento. La gente está desesperada por salir y cree que una vez que se acabe la cuarentena volverá a realizar todas las cosas que hacía antes de la emergencia y no es así. Tomará meses y probablemente años, en los que tendremos que cambiar el estilo de vida y manejar nuevas normas de salubridad para evitar el contagio. Es importante concientizar que no podremos ir al cine, a una discoteca o a cualquier tipo de aglomeración asumiendo que el riesgo se acabó.

De acuerdo a como se manejaban las cifras, en Pichincha se pensaba que iba ser muy fácil aplanar la curva con la contención de cuatro o cinco semanas, pero, lastimosamente, como esto no ocurrió al 90%, porque el 100% es difícil de lograr, lo que tenemos son focos de infección en varias parroquias de Quito y en los alrededores de los mercados. Lo que nos espera es una situación muy parecida a lo que ha ocurrido en Guayaquil donde se presenta un crecimiento explosivo de casos. El confinamiento logró regular a las personas que se confinaron, pero quienes salieron seguían dispersando el virus, porque muchas son asintomáticas.

Con un diagnóstico masivo, probablemente, contemos con cifras reales, habrá que esperar como ha pasado en otros países en los que después de unas tres o cuatro semanas se produce el pico de muerte.

Cuando el problema se presentó en Europa a la gente en especial a quienes no son microbiólogos, les costó entender cómo permanece el virus en el ambiente y lo efectivos que son, por ello se produjo un alto número de contagios y muertes. Pero el virus llegó al Ecuador y pese a lo sucedido en otros países, no entiendo que más debe pasar, para que es los ecuatorianos entendamos la gravedad de esta situación y acatemos las disposiciones de las autoridades de mantenernos confinados.

Muchos hablan de paranoia, hay una corriente que dice que no pasa nada, pero solo basta revisar la historia para ver que esto ya ocurrió en la humanidad. Hemos vivido pestes y la más reciente podría ser la influenza, llamada gripe española a inicios del siglo XX, qué fue exactamente lo mismo, la gente que no respetó el confinamiento y salió por necesidad fue la que murió. Las cifras son alarmantes y superan a las guerras mundiales y a todas las masacres porque estamos frente a un agente infeccioso. Lo que queda es esperar que las personas entiendan la gravedad de esta emergencia en la que incluso se reevalúa el porcentaje de mortalidad que puede alcanzar el 5% en las personas de la tercera edad. La situación es grave.

Tags:

Temas relacionados

1 Comments

  1. Anónimo 30 abril, 2020

    El artículo explica de manera clara la realidad de la situación y sobre todo la gravedad del contagio al no cumplir con las indicaciones de quedarse en casa
    Gracias por el aporte Felicitaciones

    Responder

Deja un comentario