LOADING

Type to search

El BIESS y la campaña anticipada

Juan Tibanlombo
Dialoguemos EC
viernes, febrero 14, 2020
Lo único real de toda está campaña es que hay una descarada campaña anticipada llena de fake news, en un año electoral, sin que nadie diga nada, ni siquiera el Consejo Nacional Electoral.

Una fuerte campaña en redes sociales ha comenzado desde hace días sobre una posible eliminación del BIESS, el banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, y el traspaso de toda su cartera a la banca privada. Una campaña que nace a partir de una sugerencia propuesta por el Banco Mundial en el marco de un acuerdo de cooperación con Ecuador.

La campaña lógicamente se enmarca en un año electoral donde algunos movimientos, llámese correísmo, se mantienen activos los 24 horas del día, los siete días de la semana, con la esperanza de que Twitter ponga presidente en 2021. Pero no solo ha sido el BIESS, también la CNT…

Es una campaña con una fuente inagotable de recursos, con agenda de medios de los principales operadores de ese movimiento que odia a los medios. No hacen nada más que estar en los medios y de gira incesante por todo el país, ¿con qué recursos? Es el gran misterio que la justicia todavía trata de resolver.

El tema de fondo es posicionar que está en marcha una agenda neoliberal, la muletilla de los neoliberales disfrazados de socialistas, indigenistas, alfaristas, que se rasgan las vestiduras ante una posible focalización de los subsidios a los combustibles cuando desde el poder anunciaban a los cuatro vientos que la eliminación del subsidio al gas era inevitable porque para eso pusieron las cocinas de inducción.

Pues lo de la concesión de CNT, cuyo mayor activo es la telefonía fija, sigue en el aire. El mercado de las telecomunicaciones apunta tan a otro lado que hasta Telefónica ha achicado sus inversiones en América Latina, porque ha dejado de ser rentable. No hay para donde crecer en la era de la red 5G, ni en la televisión de pago ni en la telefonía móvil, peor en la telefonía fija.

El BIESS sigue operando normalmente, ni el Banco del Pacífico se ha podido privatizar, peor los canales de televisión incautados que se mantienen con un programación y una producción, llena de estereotipos, que deja mucho que desear y en la que seguramente todavía se invierte millones de dólares.

Lo único real de toda está campaña es que hay una descarada campaña anticipada llena de fake news, en un año electoral, sin que nadie diga nada, ni siquiera el Consejo Nacional Electoral.

Tags:

Temas relacionados

Deja un comentario