LOADING

Type to search

Las claves para estar saludable en el aislamiento

Álvaro Campo Ojeda
Universidad Casa Grande
jueves, mayo 21, 2020
El hecho de permanecer en casa, requiere establecer una rutina diaria, tener una hora para levantarse, bañarse, vestirse y mantener las comidas y acostarse a una hora prudente. Es bueno, también planificar las actividades que se quieren realizar a lo largo del día o de la semana, para ir cumpliendo objetivos y sentir que se aprovecha el tiempo

Llevar una dieta equilibrada y mantenerse activo, son parte de los hábitos saludables para cuidar el cuerpo y la mente durante esta crisis sanitaria. Tras varias semanas de aislamiento, la rutina de muchas personas ha cambiado por completo; sin embargo, es importante cuidarse y en especial, fortalecer el sistema inmunológico.

El confinamiento, las tareas que se deben cumplir en casa y el teletrabajo pueden generar altos niveles de estrés en algunas personas. Y los efectos que ello produce son diferentes en cada individuo, en algunos casos el estrés les puede generar una ansiedad por comer, en otros en cambio, les quita el apetito. La idea es buscar un equilibrio.

Lo primero es respetar las cinco comidas del día, en las que se deben incluir frutas y verduras, porque ayudan a evitar la oxidación del cuerpo y combaten los radicales libres. Cuando se tiene ganas de comer lo ideal es optar por los frutos secos, el maní y las nueces, por ejemplo, además de ser saludables proporcionan una sensación de saciedad. Hay que beber mucha agua.

Es importante evitar productos procesados con azucares añadidos (bebidas energéticas y azucaradas) y grasas trans o procesadas, asimismo se debe renunciar al consumo de los alimentos que vienen empaquetados y con preservantes químicos que, por lo general, tienen toxinas y con ello no se corre el riesgo de elevar las calorías y se evita la oxidación y la inflamación crónica.

Se podría consumir pequeños refrigerios saludables que incluyan hortalizas, frutos secos no fritos, cereales integrales (evitar el gluten) o frutas de temporada. Los jugos de frutas naturales (no embotellados) también es lo más recomendable.

El objetivo es evitar una inflamación crónica en especial con los pacientes que son diabéticos, hipertensos, intolerantes al gluten, o con enfermedades autoinmunes ya que profundiza el problema de inmunidad.

A todo lo anterior, la buena higiene personal, de los alimentos y de los espacios físicos, ayuda a prevenir entre otras cosas el coronavirus, pero también previene otro tipo de enfermedades infecciosas como la parasitosis, las infecciones bacterianas, como son las enfermedades gastro-intestinales, tifoideas, salmonelosis, entre otras, que se producen, generalmente, por lo más básico que es no lavarse bien las manos con agua y jabón.

Para evitar las gripes comunes en la época de lluvia, y en especial durante esta cuarentena, es importante abrigarse bien y cambiarse de inmediato si se le mojó la ropa en especial en los lugares con bajas temperaturas.

Con la baja de temperatura se pueden generar procesos gripales acompañados de secreción nasal, estornudos, cefalea, fiebre, malestar general y síntomas parecidos a las alergias. Para estos síntomas ayuda mucho abrigarse en las zonas frías, tomar las limonadas calientes, la vitamina C, los multi-vitamínicos y el jugo de naranja.

Si hay dolor de garganta lo recomendable es hacer gárgaras, entre los remedios caseros se encuentran el agua de manzanilla con sal, miel de abejas, también se pueden usar los antisépticos bucales, con alcohol o sin alcohol, de acuerdo a la preferencia de la persona.

Los baños de sol son ideales, por unos 20 minutos diarios, entre las 07:00 y las 09:00, y por la tarde entre las 15:00 y las 17:00, porque estimulan la producción de vitamina D en el cuerpo y refuerzan el organismo inmunológicamente.

A ello se suma la actividad física. El caminar o hacer bicicleta mínimo unos 20 minutos es suficiente, no se necesita correr maratones. Con la ayuda de la Internet se pueden realizar sesiones de ejercicios, en casa como la bailoterapia e incluso yoga. Los adultos mayores pueden caminar dentro de su casa, ejercitarse sentados en una silla o acostados, pero si tienen alguna lesión o discapacidad física pueden ayudarse con un fisioterapeuta, que los induzca y oriente en el tipo de ejercicio que podría realizar, para no ocasionarle molestias mayores.

El hecho de permanecer en casa, requiere establecer una rutina diaria, tener una hora para levantarse, bañarse, vestirse y mantener las comidas y acostarse a una hora prudente. Es bueno, también planificar las actividades que se quieren realizar a lo largo del día o de la semana para ir cumpliendo objetivos y sentir que se aprovecha el tiempo.

Tags:

Temas relacionados

Deja un comentario