LOADING

Type to search

Una España blindada por uniformados está llamada a votar este domingo 10


Redacción
viernes, noviembre 8, 2019
En Cataluña, donde se han activado todas las unidades de 'antidisturbios' de los Mossos d'Esquadra, unos 2.000 agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil apoyarán a la policía catalana para proteger los colegios electorales en un fin de semana en el que Tsunami Democràtic ha convocado actos de desobediencia

Europa Press

Más de 92.000 policías de diferentes cuerpos nacionales, autonómicos y locales volverán a desplegarse en toda España para garantizar la seguridad de las elecciones de este domingo, 10 de noviembre, según fuentes policiales del operativo. En Cataluña, se ha dispuesto que 2.000 agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil se desplieguen en apoyo a los Mossos d’Esquadra.

El dato global para el conjunto de España será «ligeramente superior» al del 28-A, hace siete meses. Las fuentes han detallado que en el conjunto de España se desplegarán 45.000 agentes de la Guardia Civil y 29.000 de la Policía Nacional, así como 13.000 de policías locales y 5.000 de policías autonómicas.

En Cataluña, donde se han activado todas las unidades de ‘antidisturbios’ de los Mossos d’Esquadra, unos 2.000 agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil apoyarán a la policía catalana para proteger los colegios electorales en un fin de semana en el que Tsunami Democràtic ha convocado actos de desobediencia en el marco de las protestas por la sentencia contra los líderes del ‘procés’.

Cientos de ‘antidisturbios’ de la Policía y la Guardia Civil se han desplazado a esta región desde el segundo aniversario del referéndum del 1-O. La plantilla de Cataluña suma unos 6.000 efectivos entre ambos cuerpos. En este tiempo han tenido que hacer frente junto a los Mossos a protestas violentas con barricadas, contenedores quemados y lanzamiento de piedras, cócteles molotov y material pirotécnico.

El dispositivo en Cataluña se tendrá que adaptar a lo ordenado por el Tribunal Supremo este viernes. Tras las protestas sindicales y de partidos políticos, los jueces han acordado una medida cautelarísima en la que ordena a la Junta Electoral Central (JEC) que tome las medidas necesarias para que este domingo puedan votar los funcionarios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que no pudieron solicitar el voto por correo en plazo.

JORNADA DE REFLEXIÓN Y PROTESTAS EN CATALUÑA

Como en abril, el Ministerio del Interior ha ordenado un refuerzo de las medidas de vigilancia dentro del Nivel 4 –sobre 5– de Alerta Antiterrorista, que permanece inalterado desde junio de 2015. Este 10-N el principal foco de atención es Cataluña, donde Tsunami Democràtic ha convocado su «acción más ambiciosa» durante tres días, del lunes 11 al miércoles.

Esta plataforma independentista, investigada en la Audiencia Nacional, utiliza una aplicación móvil para coordinar sus llamamientos, siendo el primero de ellos el del intento de colapso del aeropuerto de El Prat de Barcelona, una acción que se convocó horas después de que se hiciera pública la sentencia del ‘procés’ el 14 de octubre. Desde ese día está activado un centro de coordinación (CECOR) liderado por los Mossos d’Esquadra, en colaboración con la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Para la jornada de reflexión del 9 de noviembre Tsunami ha organizado centenares de acciones en 300 municipios catalanes para desobedecer a la Junta Electoral Central. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado este viernes que mañana reunirá al comité de coordinación para Cataluña con el objetivo de vigilar que el día discurre por los «cauces democráticos».

Los expertos en seguridad han recomendado mantener el nivel 4 –sobre 5– de alerta, que permanece inalterado desde junio de 2015, unido a un «reforzamiento de especial intensidad». Estas son las cuartas elecciones generales con este nivel de alerta, que implica vigilancias específicas en materia de ciberseguridad y en espacios y medios de transporte, así como lugares estratégicos que son imprescindibles para el normal funcionamiento de la actividad ciudadana, incluyendo infraestructuras de las que depende el recuento en la noche electoral.

PETICIÓN DE COLABORACIÓN A TORRA

Las Delegaciones del Gobierno han ido desgranando el dato del despliegue policial por comunidades, salvo en el caso de Cataluña, una región con especial atención este 10-N por las protestas independentistas, y donde los Mossos d’Esquadra liderarán un dispositivo de seguridad del que, de forma oficial, no se quieren dar detalles.

En la rueda de prensa del Consejo de Ministros de este viernes, la ministra Portavoz, Isabel Celaá, se ha limitado a decir que el dispositivo será el «adecuado para que el derecho al voto se haga con total garantía» al ser preguntada por el despliegue específicamente en Cataluña, donde se han vivido días atrás episodios de violencia y hay convocados actos de desobediencia en protesta por la sentencia del ‘procés’.

«El Gobierno es responsable, igual que la Generalitat, que también es responsable y tiene que acudir al cumplimiento de su deber: garantizar el normal ejercicio en la contienda electoral», ha añadido la portavoz, que se ha remitido al Ministerio del Interior antes de asegurar: «Pensamos que la jornada transcurrirá como debe en una jornada electoral, como debe ser».

DATOS POR COMUNIDADES

El delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández, detalló que el dispositivo en esta comunidad estará formado por 19.447 efectivos, lo que supone un leve incremento del 1,7% respecto al 28 de abril, algo que achacó al partido de fútbol de máximo riesgo Betis-Sevilla que se juega la noche del domingo. Sólo para este encuentro se han destinado 1.442 efectivos de Policía Nacional y 2.100 agentes de la Guardia Civil.

Al margen del partido en la capital andaluza, el Gobierno ha dispuesto que 6.452 agentes de la Policía Nacional y 10.479 efectivos de la Guardia Civil se repartan por las ocho provincias andaluzas el próximo 10N, que contarán con el apoyo de 2.516 policías locales para velar por la seguridad de los 6,5 millones de andaluces llamados a las urnas.

En Madrid, la delegada del Gobierno, María Paz García-Vera, ofreció detalles del dispositivo policial –muy similar al de las elecciones generales del 28 de abril– que estará compuesto por cerca de 9.000 efectivos de los diferentes cuerpos de seguridad: 4.500 policías nacionales, unos 2.500 efectivos de guardia civil y 1.650 policías municipales del Ayuntamiento de Madrid. También se desplegarán miembros del Samur junto a los retenes del Cuerpo de Bomberos para garantizar la seguridad en los 1.077 colegios electorales de la Comunidad de Madrid.

El responsable del Ejecutivo en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, también ha informado de que habrá este 10-N más de 9.400 agentes, de los que 4.641 son miembros de la Guardia Civil; 3.340, de la Policía Nacional, y más de 1.400 agentes de las distintas policías locales y de la Unidad Adscrita.

Tags:

Temas relacionados

Deja un comentario