LOADING

Type to search

La Universidad Casa Grande cuelga la #BanderaHonesta para llamar a la acción contra el cambio climático

lunes, septiembre 23, 2019
La negación organizada del cambio climático ha contribuido al estancamiento en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) hasta desembocar en el estado de emergencia climática global en el que nos encontramos

La Universidad Casa Grande colgó en uno de sus edificios la bandera de Ecuador con los colores amarillo, blanco y rojo como una forma de llamar la atención sobre la lucha contra el cambio climático, un llamado a la acción como país. El color azul de la bandera fue reemplazado por el blanco para representar la falta de cuidado al cielo, mar y a la naturaleza, el día que se iniciaba la cumbre sobre el clima en Nueva York.

«Así amanece hoy la Universidad Casa Grande en Guayaquil. A la bandera de #Ecuador le han quitado la franja azul que significa ‘el cielo y el mar’. Es una forma de gritarle al mundo y unirse a la lucha contra el cambio climático. ¡Únete!», escribió Francisco Campoverde en Twitter.

La campaña busca generar conciencia de que no estamos en un cambio climático, sino en una emergencia climática. «La bandera sin el azul nos invita cuestionarnos si estamos cuidando el cielo y el mar como las nuevas generaciones se lo merecen e invita a actuar ahora”, dice un comunicado de la Universidad, que volcó la campaña a las redes con el hashtag #BanderaHonesta.

La iniciativa de Casa Grande forma parte de las actividades globales de la campaña por el cambio climático #6D its now (El día seis es ahora).

El 6 de diciembre de 2019, los líderes del mundo decidirán el futuro del planeta durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2019 COP25. Hasta que ese día llegue, miles de ecologistas y activistas por el medio ambiente realizan la cadena de acciones climáticas más grande de la historia, que fue bautizada como #6D.

“Debemos vincular el cambio climático a un nuevo modelo de desarrollo, una globalización justa, con menos sufrimiento, más justicia y armonía entre las personas y el planeta”, dijo António Guterres, secretario general de la ONU, a propósito de la Cumbre Acción Climática 2019 que se desarrolla en Nueva York.

«La ciencia del cambio climático tiene más de 150 años y es, probablemente, el área más estudiada de todas cuantas conforman la ciencia moderna. Sin embargo, la industria energética y los grupos de presión políticos, entre otros, llevan 30 añossembrando la duda sobre el cambio climático donde no la hay», dice BBC.

Las últimas investigaciones estiman que las cinco compañías petroleras y de gas más grandes del mundo dedican alrededor de $200 millones al año al mantenimiento de lobbies que controlan, retrasan o impiden el desarrollo de políticas climáticas de obligado cumplimiento.

La negación organizada del cambio climático ha contribuido al estancamiento en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) hasta desembocar en el estado de emergencia climática global en el que nos encontramos.

Tags:

1 Comments

Deja un comentario