LOADING

Type to search

¿Por qué la guerra comercial Estados Unidos-China planea como una amenaza contra la estabilidad de la región?

domingo, agosto 11, 2019
Esta escalada aumenta la incertidumbre, hace caer todas las bolsas y las monedas emergentes y produce una fuga de capitales desde los países más riesgosos hacia los más fuertes, el conocido fly to quality (vuelo a la calidad)

El conocido proverbio chino que dice que “el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo” es perfectamente aplicable al momento actual de la economía argentina, que se ve influida por hechos que suceden en otras geografías. A la guerra comercial entre los Estados Unidos y China le siguen de cerca otros desequilibrios geopolíticos que también pueden impactar en el nivel de crecimiento de la región, en su estabilidad monetaria y en su comercio internacional.

El enfrentamiento económico entre China y EEUU no es nuevo, pero esta semana ha dado un paso más. El anuncio de que China dejaba caer el renminbi —el nombre oficial de su divisa— desató el lunes una auténtica tormenta en los mercados. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reaccionó furioso acusando a la potencia asiática ante el Fondo Monetario Internacional de manipular su moneda. Se extendió el miedo a que la guerra comercial mutara a una guerra de divisas. Ese miedo no ha desaparecido, pero en ambos bandos se aprecian síntomas de cierto apaciguamiento. Este vídeo analiza en cinco claves qué es exactamente una guerra de divisas y qué consecuencias tiene.

Luis Palma Cané, director de Fimades, dijo que esta guerra ha hecho crecer la incertidumbre mundial y golpear el intercambio comercial. El crecimiento promedio de 4% anual que mostró el comercio internacional en los últimos cinco años caerá a 3,5% este año y apenas se recuperará hasta un nivel de 3,7% en 2020.

En 2018 el mundo creció 3,6%; este año crecerá 3%, según estimaciones del FMI y distintos organismos internacionales, y en 2020 tendrá una leve recuperación que lo ubicará con un crecimiento de 3,1%.

En un nuevo capítulo del enfrentamiento, el gobierno de Donald Trump decidió el viernes 2 de agosto aumentar el universo de importaciones chinas gravadas, al pasar de un espectro de $250.000 millones a uno de $550.000 millones. En respuesta, el lunes 5 China devaluó el yuan y ordenó a sus empresas estatales dejar de comprar bienes agropecuarios estadounidenses.

Esta escalada aumenta la incertidumbre, hace caer todas las bolsas y las monedas emergentes y produce una fuga de capitales desde los países más riesgosos hacia los más fuertes, el conocido fly to quality (vuelo a la calidad).

Tags:

Temas relacionados

Deja un comentario