LOADING

Type to search

Maduro intenta canalizar a su favor las nuevas sanciones de Estados Unidos

domingo, agosto 11, 2019
Venezuela, que produce poco más de un 1 millón barriles, importa prácticamente todo lo que consume y el Estado es el principal comprador (75%)

Bajo el grito “No more Trump, No más Trump”, miles de seguidores del chavismo marcharon el sábado en varias ciudades de Venezuela en una nueva protesta contra las sanciones comerciales que Estados Unidos impuso esta semana al gobierno de Nicolás Maduro. “Es una victoria de los pueblos del mundo contra Donald Trump y su política de agresión imperialista”, dijo Nicolás Maduro que cerró el acto con un discurso ante la multitud. “¡A Venezuela se respeta carajo!”.

Los manifestantes, la mayoría vestidos de rojo, el color del chavismo, llevaban banderas nacionales y retratos del prócer venezolano Simón Bolívar y del fallecido presidente Hugo Chávez. Por lo pronto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Barbados anunció la suspensión del diálogo entre el gobierno de Venezuela y la oposición.

Los representantes del Gobierno de Nicolás Maduro se retiraron de las conversaciones debido al apoyo de Juan Guaidó al bloqueo de Estados Unidos a Venezuela. Desde el mes de junio se llevaban acabo las conversaciones en Barbados, continuando con las conversaciones de Noruega que buscan una solución pacífica entre las dos partes.

La movilización del chavismo, la segunda en dos días, antecedió una colecta de firmas para acompañar un manifiesto de protesta que será enviado al secretario general de la ONU, Antonio Guterres. Maduro, vestido con mono deportivo con los colores venezolanos, y su esposa, Cilia Flores, fueron los primeros en firmar.

El chavismo hizo una jornada similar en 2015, luego que el entonces presidente Barack Obama decretara la situación en Venezuela como una “amenaza extraordinaria” para la seguridad de Estados Unidos.

El gobierno Trump anunció el lunes un bloqueo a los activos de Venezuela en Estados Unidos y sanciones para cualquier empresa que haga transacciones con el gobierno venezolano, la última de una avalancha de sanciones que buscan asfixiar y propiciar la caída de Maduro, al que consideran ilegítimo.

El mandatario aseguró que “toda esta agresión económica contra las finanzas, el comercio, los alimentos, las medicinas del pueblo de Venezuela, toda esta maldad, bestialidad ha sido solicitada y apoyada abiertamente por este bandido, este gusano traidor de la patria llamado Juan Guaidó”.

El bloqueo estadounidense incluye excepciones, como el envío de remesas o transacciones relacionadas con alimentos o medicinas, aunque el chavismo asegura que todos los sectores se verán afectados.

“No hemos venido preparando para ser totalmente independientes”, dijo el presidente, pidiendo remontar la producción de petróleo a 2 millones de barriles diarios (bdp) para finales de año. Venezuela, que produce poco más de un 1 millón barriles, importa prácticamente todo lo que consume y el Estado es el principal comprador (75%).

Maduro, que tras las sanciones congeló las negociaciones que mantenía con la oposición, dijo que creía en el diálogo, sin asomar aún un eventual retorno a la mesa en la que media Noruega

Tags:

Temas relacionados

Deja un comentario