LOADING

Type to search

Incendios en Brasil afectan a 68 áreas protegidas, según cifras oficiales


Redacción
miércoles, agosto 21, 2019
Según los cálculos del organismo, de los focos de incendio registrados hasta el 18 de agosto, 38.228 -es decir, el 52,5%- fueron detectados en estados de la Amazonía.

Entre enero y las tres primeras semanas de agosto, Brasil registró 71.497 focos,  poco más de la mitad de estos reportados en la Amazonía, la mayor selva tropical del mundo, según datos oficiales.

El número de focos de fuego en lo que va de este año es un 83% superior al del mismo período de 2018, según los datos divulgados por el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), que contabiliza los incendios con la ayuda de imágenes de satélite.

Según los cálculos del organismo, de los focos de incendio registrados hasta el 18 de agosto, 38.228 -es decir, el 52,5%- fueron detectados en estados de la Amazonía.

El 30,1% de los focos (21.942) se registraron en el Cerrado, como es conocida la sabana brasileña cercana a la Amazonía, y el 10,9% (7.943), en el Bosque Atlántico, la región boscosa que bordea la mayor parte del litoral del país. El estado más afectado, con 13.641 focos, es el de Mato Grosso, que se extiende en gran parte de la Amazonía.

 

El pasado 19 de agosto parte de los estados de Mato Grosso do Sul y Paraná, así como Sao Paulo, la mayor ciudad del país, fueron afectados por la extensión de una intensa humareda procedente de los incendios y que prácticamente acortó el día debido al oscurecimiento prematuro.
De acuerdo con el INPE, los focos de incendio tan solo en la última semana han afectado 68 áreas protegidas por ser reservas ambientales o indígenas principalmente en la Amazonía.  La organización no gubernamental Instituto de Pesquisa Ambiental de la Amazonía (Ipam), en un comunicado en el que se refirió al aumento de los incendios, asoció el crecimiento de los focos de fuego a la deforestación promovida por hacendados. «El número de focos de calor registrado en la Amazonía ya es en un 60% superior al de los últimos tres años y ese pico tiene relación con la deforestación y no con una sequía más fuerte como podría suponerse», denunció la organización.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sugirió que organizaciones no gubernamentales (ONGs) podrían estar detrás de los incendios que suceden en la Amazonía para llamar la atención contra el Gobierno.

Deja un comentario