LOADING

Type to search

EEUU lanza la mayor arma de destrucción no nuclear sobre un blanco yihadista


Redacción
jueves, abril 13, 2017
Estados Unidos ha lanzado sobre Afganistán la mayor bomba no nuclear, conocida como «madre de todas las bombas», desarrollado durante la guerra de Iraq. El ataque contra el terrorismo yihadista tiene lugar tras el bombardeo al régimen sirio y en plena escalada de tensión con Corea del Norte. «Es realmente un gran trabajo, estamos muy orgullosos de […]

Estados Unidos ha lanzado sobre Afganistán la mayor bomba no nuclear, conocida como «madre de todas las bombas», desarrollado durante la guerra de Iraq. El ataque contra el terrorismo yihadista tiene lugar tras el bombardeo al régimen sirio y en plena escalada de tensión con Corea del Norte.

«Es realmente un gran trabajo, estamos muy orgullosos de nuestro Ejército», dijo Donald Trump desde el Despacho Oval, y señaló que había dado «autorización total» a ese ataque. La bomba, una GBU-43, fue lanzada sobre una red de túneles del ISIS-K (las siglas que se refieren a la facción afgana del Estado Islámico) en el distrito de Achin, provincia de Nangarhar, según reseña diario El País.

El proyectil, de 10 toneladas de peso, se llama técnicamente Explosivo Aéreo de Ordenanza Masiva, cuyas siglas en inglés, MOAB, equivalen a las del apelativo Madre de Todas las Bombas en el mismo idioma.

A los pocos minutos de confirmar la operación, el departamento de Defensa difundió una fotografía de la ya famosa bomba, un proyectil color naranja de enormes dimensiones. “El ataque fue diseñado para minimizar el riesgo de las fuerzas americanas y afganas que llevan a cabo operaciones de limpieza en la zona mientras maximiza la destrucción de instalaciones y combatientes del ISIS”, explicó el Pentágono.

“A medida que están incrementando las bajas en el ISIS-K, están usando IED [bombas de fabricación casera], búnkeres y túneles para fortalecer su defensa», señaló el general John W. Nicholson, comandante de las Fuerzas Estadounidenses en Afganistán. «Esta es la munición adecuada para reducir estos obstáculos y mantener el ímpetu de nuestra ofensiva contra el ISIS», añadió.

Trump dio todas las indicaciones de que su presidencia daría un giro, pero también dejó muy claro desde el principio que la doctrina de Trump es que no hay doctrina. Si el ataque químico del que culpa al Gobierno sirio le llevó a lanzar, contra pronóstico, el primer ataque directo contra el régimen, ahora ha sorprendido con el uso de esta potente bomba. «Otro éxito», dijo Trump este jueves en referencia al ataque de la semana anterior en Siria.

El empresario neoyorquino ha impulsado el mayor rearme de EEUU en una década, con una subida del presupuesto militar de más de 50.000 millones de dólares, y no se ha ahorrado palabras gruesas a la hora de hablar de su lucha contra el el terrorismo yihadista. “El ISIS está ganando grandes cantidades de dinero por el petróleo que se llevan, tiene algo en Siria y algo en Iraq, los voy a machacar a bombas”, enfatizó a los pocos días de ganar las elecciones.

El Pentágono señaló que se habían tomado todas las precauciones para evitar las víctimas civiles en esta acción militar sin precedentes, aunque no hay aún datos sobre el resultado del lanzamiento de esta bomba.

La capacidad de destrucción alrededor del epicentro es devastadora. Una vez lanzada, afecta un kilómetro y medio a la redonda del lugar donde cae y se estima que puede tener un efecto directo en cuevas o túneles cercanos, dejando un área de destrucción letal en árboles, edificios y también en túneles.

En esta prueba, realizada en 2003, se alcanza a ver la magnitud de su impacto.

 

Tags:

Temas relacionados

Deja un comentario