fbpx
LOADING

Type to search

El Burlesque

Pablo de la Torre Neira
Universidad Andina Simón Bolívar
sábado, julio 25, 2020
Estamos equivocados de cabo a rabo, tenemos trastocados los valores. No importan los candidatos políticos pues son políticos y por ello son como fusibles eléctricos, una sobrecarga y se funden y chau gracias. Los importantes somos nosotros, debemos cambiar las reglas del juego político. No cualquiera nos puede representar, ese político debe cumplir con requisitos mínimos indispensables para evitar los desastres, ineficiencias, escándalos de corrupción y asaltos al erario nacional

Realmente indigna que como país seamos tan superfluos, es decir nos dejamos mangonear por la política o los políticos, a su manera a su maquiavelismo, en praxis. No hay que aceptar por favor, no hay que pensar en cómo beneficiarnos en detrimento del resto de la sociedad. No, al contrario, es necesario pensar en lo que es correcto, en lo que es justo. ¿Está mal pensar así? ¿Ya no está de moda? No creo díganmelo ustedes, las generaciones anteriores nos dejaron un legado que hay que llevarlo con orgullo sobre los hombros, los valores para el bien común. No se puede continuar así, esto no es una sociedad donde se fraguan los acontecimientos futuros, de debe tener fe en el mañana. Ser fuertes, pues nos están arrebatando el futuro de nuestros hijos, nietos, de la sociedad en general. No señor no puede ser que seamos tan indolentes.

Dejemos de ser tan simplistas!! La Asamblea decidió la designación de Vice Presidente!! ¿Y nosotros qué? Nada que ver ¿Es esto democracia? No debemos prestarnos para ello!!! Somos ciudadanos pensantes, carajo!!! Hay que elevar nuestras ideas, hacer oír nuestra voz. ¿Cuál vos? Como dirían mis amigos de la jorga de El Tejar.

Oh sorpresa, una prácticamente desconocida es Vicepresidente. ¿Cuál es el siguiente acto? ¿La Asamblea frotándose las manos? ¿Los corruptos riéndose de la sociedad toda? ¿Cómo se llama la obra? Burlesque, del trabajo literario o dramático que se enfoca en la ridiculización de un tema, es el título apropiado, no?

Que salga la Vicepresidente, que salga!! NO QUE SALGA EL PRESIDENTE y explique si la puso de relleno, como a todos los corruptos, no pretendía ganar, no importa déjela ya veremos. Oh sorpresa lo hizo, congrego a los discapacitados y surprise (en inglés) ganó. No es la decencia de la Asamblea sino, y entiéndase bien, el revanchismo de la Asamblea contra un Presidente de paso, que no sable por donde le entra el agua al coco y peor que eso, no sabe cómo le sale.

Reaccionemos, ¿es la Asamblea una institución creíble y capacitada para decidir con su voto que tal o cual persona son válida o no para un cargo público? No, y me remito a los hechos, un buen número son discapacitados y además estafan al Estado.

Estamos equivocados de cabo a rabo, tenemos trastocados los valores. No importan los candidatos políticos pues son políticos y por ello son como fusibles eléctricos, una sobrecarga y se funden y chau gracias. Los importantes somos nosotros, debemos cambiar las reglas del juego político. No cualquiera nos puede representar, ese político debe cumplir con requisitos mínimos indispensables para evitar los desastres, ineficiencias, escándalos de corrupción y asaltos al erario nacional. Las elecciones deben ser democráticas y si la mayoría de nosotros vota nulo pues, todos esos candidatos se deben ir a la casa pues, la sociedad los calificó como no aptos para ejercer un cargo político. La sociedad debe empoderarse de la rendición de cuentas para que los políticos no se vayan campantes, robándonos todo hasta nuestra integridad.

Una vez captada su atención planteo unas ideas sobre el proceso realizado por el Presidente para tener lleno el cargo de Vicepresidente.

Aparentemente antes de las designación de la Asamblea hubiera creído que el Presidente a sus Ministros les condeno a su propio cadalso y ellos son tan ingenuos que lo aceptaron, le prestaron sus nombres. Pero hay que tomar en cuanta unos detalles que se fueron presentando.

1.- Planteada la terna, los hechos dicen que el Presidente se desprendía de sus mejores colaboradores pues son quienes han mantenido una defensa a ultranza del Presidente, excepto Aduanas.

2.- ¿Cuál, de los miembros de la terna, era fácilmente reemplazable en su cargo, Gobierno, Secretaría de la Presidencia o Aduanas? Aduanas.

3.- La Ministra salió a la prensa y dijo entre otras cosas que no iban a prestarse a una negociación con la Asamblea y que si no hay acuerdo entraría por el orden de la Ley. No dijo que ella sería la Vicepresidente. Aduanas no salió a la prensa.

4.- Las redes nos entregaron datos sobre un posible intento de ganar poder por parte de los ex Ruptura de los 25.

5.- Los miembros de la terna no se dieron cuenta que estaban siendo manipulados por el Presidente, para evitar su crecimiento político (de los candidatos), pues el Presidente están en franco deterioro, según varias encuestas de opinión. Esto implica que existe, en secreto, un cerebro maquiavélico en la Administración.

6.- Es un juego de cuarenta en fiestas de Quito a la grande, es decir tres manos.

El Presidente jugaba cuarenta con la Asamblea, en la primera mano se dejó caer y ganar, salió de primera con el 7, pues envió la terna para que los asambleístas se crean y emitan todo tipo de reacciones. En la segunda mano dijo que no iba a negociar y gano por puntos. La Asamblea le dio, dos por mudo al eliminar a las dos primeras candidaturas, a cambio de sumar cartas. Pero en la tercera mano y definitoria, jugó su 7 muy bien, él hizo caída y limpia obteniendo el Vicepresidente que quería, una Ministra empoderada y un Secretario feliz pues se salió con la suya.

Es decir todo un sainete, una farándula al mejor estilo de la década de los 40 o 50 en los casinos y clubes nocturnos de la Habana, Cuba. Donde todo era posible si sabías jugar las cartas bien.

Ecuador parece un club nocturno, es prohibido robar, pero se roba. Es prohibido casi todo pero casi todo se hace.

En este Club Nocturno, el pueblo parece el guardia de seguridad del club o cualquier empleado, ve todo, oye todo, sabe quiénes son pero no dice nada pues perdería su trabajito. Por décadas ve pasar a los comensales gordos, flacos, jóvenes o viejos, peinados despeinados, bien vestido o desvestidos, con plata o sin plata, los Asambleístas. La institucionalidad y las entidades públicas son las damiselas que son utilizadas por los comensales/políticos a vista y paciencia de la Madame. Los músicos pretenden hacer su mejor presentación para granjearse la simpatía de los comensales, de las damiselas, de la Madame y regresar a casa con el pan bajo el brazo, son los políticos de los partidos o como hoy les llaman los movimientos. Hay ciudadanos, políticos, asambleístas, burócratas que no frecuentan esos clubes y hay otros que pretenden controlarlos, pero así nos debatimos en la vida de nuestro querido país.

Pero la pregunta del millón es ¿Quién es la Madame?

Tags:

Temas relacionados

Deja un comentario