fbpx
LOADING

Type to search

La sostenibilidad es la base del turismo de hoy y del futuro

María Belén Salazar
Universidad Católica de Santiago de Guayaquil
martes, junio 16, 2020
La pandemia se convierte en una oportunidad para el turismo interno. En nuestro caso, los recursos económicos del país no permitirían realizar una campaña tan agresiva. Sin embargo, debemos empezar desde cada uno de los GAD's revisando aspectos estructurales relacionados con los atractivos y analizando los nuevos comportamientos de los turistas. Para, a partir de ello, en conjunto con empresas privadas desarrollar estrategias que dinamicen los destinos y el consumo de productos

El brote mundial de Covid-19 ha llevado al mundo a su paralización, y el turismo ha sido uno de los más afectados de todos los grandes sectores económicos. En un marco de incertidumbre exacerbada, contar con información actualizada y fiable es más importante que nunca, tanto para los turistas como para el sector.

De acuerdo con la Organización Mundial del Turismo (OMT), la pandemia ha provocado una caída del 22% en las llegadas de turistas internacionales durante el primer trimestre de 2020. Según el organismo especializado de las Naciones Unidas, la crisis podría llevar a un declive anual de entre el 60% y el 80% en comparación con las cifras de 2019. La caída pone en riesgo el medio de sustento de millones de personas y amenaza con deshacer el camino andado hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Desglosando el estudio por región, la OMT revela que el 83% de los destinos en Europa ha cerrado por completo las fronteras al turismo internacional. En el continente americano, el porcentaje es del 80%, en Asia y el Pacífico del 70%, en Oriente Medio del 62% y en África del 57%.

Según la encuesta del Grupo de Expertos de la OMT, la demanda interna podría recuperarse antes que la demanda internacional. La mayoría espera empezar a ver signos de recuperación en el último trimestre de 2020, pero sobre todo en 2021. Tomando como punto de partida crisis anteriores, los viajes de ocio, especialmente los viajes para visitar a amigos y familiares, podrían recuperarse más deprisa que los viajes de negocios.

Si vas a Japón después de la pandemia, el gobierno japonés te paga la mitad del viaje”, es el prometedor anuncio de un video en YouTube. Sin embargo, el gobierno japonés aclaró el 27 de mayo, que el beneficio sólo está pensado para residentes y para viajes dentro del territorio nacional.

La pandemia se convierte en una oportunidad para el turismo interno, la estrategia del gobierno japonés responde a las estrategias sugeridas por la OMT, para reiniciar la reactivación del turismo. En nuestro caso, los recursos económicos del país no permitirían realizar una campaña tan agresiva. Sin embargo, debemos empezar desde cada uno de los GAD´s revisando aspectos estructurales relacionados con los atractivos y analizando los nuevos comportamientos de los turistas. Para, a partir de ello, en conjunto con empresas privadas se pueda desarrollar estrategias que dinamicen los destinos y el consumo de productos.

El regreso paulatino a las actividades permitirá iniciar una recuperación lenta. Para ello, se deberán establecer incentivos, que motiven al turista a empezar a perder el miedo de regresar a hacer turismo. Me detengo para aclarar, que para ello es necesario que todos los actores del sector (desde los informales, hasta los más grandes negocios) deben tener estrictas medidas de bioseguridad y cumplir con protocolos para que los turistas se sientan seguros.

Los incentivos, si bien, no creo que lleguen a ser tan atractivos como en el Japón, deben ser alineados a la experiencia del turista y en alianza con la empresa privada. Debemos tener claro, que, al reactivar los destinos, se reactiva el consumo; por ende, es necesario que la empresa privada también forme parte activa de este proceso que beneficia a todos.

Será paulatino el regreso a los destinos, existen aspectos coyunturales (disminución de ingresos en las personas, se traducen en disminución de gastos en recreación) y debemos ser conscientes que la afectación es una realidad y es necesario canalizar los esfuerzos para evitar que se profundice. La OMT insta a impulsar la recuperación del turismo de una forma responsable en el momento oportuno.

La tecnología es un aliado importante en tiempo de distanciamiento social, los comportamientos serán diferentes y todos los actores del sector deberán revisar la inclusión de aspectos tecnológicos, para hacer más segura la experiencia del consumidor. Es claro que hay momentos y sensaciones que el turista debe vivir, pero por ahora tiene miedo de acercarse, debemos trabajar en ello y la tecnología puede brindar seguridad al disminuir contacto con otras personas. Si logramos reducir el miedo, estoy segura que el turista volverá pronto.

La utilización de herramientas tecnológicas cada vez es más frecuente sobre todo en el área del turismo. El aprovechar su utilización,  para generar expectativa y deseo de visita por medio de las plataformas digitales es la mejor manera de permanecer en la mente del consumidor aprovechando productos claves.

La sostenibilidad es la base del turismo de hoy y del futuro. Atado a esta palabra se encuentra no solo el destino, sino la comunidad receptora como pilar fundamental de esa sinergia, donde cada uno de los actores hace su parte para conseguirla. Además, garantiza la permanencia de todos los actores.

Con los cambios que hemos tenido transversalmente debe existir la seguridad, en cada uno de los destinos y en todos los ámbitos: ambientales, económicos y sociales.

Tags:

Temas relacionados

Deja un comentario