LOADING

Type to search

La corresponsabilidad de los alcaldes

Juan Tibanlombo
Dialoguemos EC
lunes, mayo 4, 2020
El paso del aislamiento al distanciamiento no significa la apertura de todas las actividades. La mayor parte del aparato productivo de las ciudades sigue cerrado, al igual que el transporte interprovincial, las fronteras, puertos y aeropuertos

Todo el país amanece con el semáforo en rojo en el paso de la etapa del aislamiento al distanciamiento. La decisión final recayó en los alcaldes. El alcalde de Quito, Jorge Yunda, argumentó que el 75 por ciento de las personas contagiadas deambula libremente por la ciudad. El Municipio habría levantado diez cuerpos de personas que fallecieron, confirmadas con el virus.

La decisión de mantener el semáforo en rojo en Quito es exclusivamente del alcalde, así como lo es en Guayaquil, Cuenca, Ambato, Manta… En Quito el alcalde ha pedido públicamente que la extensión del aislamiento sea hasta el 31 de mayo y esa petición ha sido escuchada y respetada. En sus manos sigue la administración de la ciudad. Que no debería reducirse a las selfies, como la campaña que ha empezado en redes sociales para mostrar como la gente se queda feliz en casa, como si el feriado del 1 de mayo se extendiera.

“Tómate una selfie en tu casa, y súbela a tus redes con el ht #SelfieEnCasa. Muéstrale a Quito y al mundo que si se puede continuar la lucha contra el coronavirus desde cada uno de nuestros hogares. ¿Cocinas? ¿Teletrabajas? ¿Descansas? Qué comience el reto. ¡Vamos a darnos ánimo!” (Sic)

El paso del aislamiento al distanciamiento no significa la apertura de todas las actividades. La mayor parte del aparato productivo de las ciudades sigue cerrado, al igual que el transporte interprovincial, las fronteras, puertos y aeropuertos. Es decir, las disposiciones dictadas por el Gobierno siguen como obligatorias. Solo se amplía el horario de trabajo de los taxis y de quienes hacen entregas a domicilio de alimentos y medicinas, hasta las 22:00.

En medio de toda esta transición lo lamentable es la nueva denuncia que involucró al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social sobre la compra de 4.000 bolsas para embalar cadáveres por 594.000 dólares, cada bolsa a 148,5 dólares en el hospital Los Ceibos, en Guayaquil, donde se concentraron la mayoría de las fake news que circularon por el mundo: cadáveres sin embalar, en bolsas negras, con imágenes de lo ocurrido en Nueva York.

Tags:

Temas relacionados

Deja un comentario