fbpx
LOADING

Type to search

Los pro y los contra del Programa Ecuador Solidario

Pablo de la Torre Neira
Universidad Andina Simón Bolívar
miércoles, abril 15, 2020
Las clases más desprotegidas claman por alternativas productivas no solo dádivas, necesitan ser útiles, necesitan trabajar. Si no cubren sus necesidades básicas no tienen incentivos para apoyar un verdadero programa (Ver Maslow), los bancos de alimentos, medicinas, insumos médicos vestimenta y otros bienes han dado muy buenos resultados pues es un programa de focalización de subsidios muy bien entendido

Partiendo de que la información plasmada en la matriz adjunta es la oficial y que ésta es completa, podemos realizar una revisión general de cada uno de los componentes y temas, para ver que resulta. Al buen entendedor, que conoce algo de políticas públicas le parecerá contraproducente solicitar la solidaridad para cosas que no requieren solidaridad. Porque digo, para cosas que no requieren solidaridad, porque se mezclan varias intenciones y en política pública de emergencia, la condición necesaria para el arranque es tener bien claros, el alcance y el enfoque. Opinaría que el concepto de asistencia humanitaria y solidaridad no está bien utilizado.

LA PROPUESTA – PLAN ECUADOR SOLIDARIO

Utilizando un método de diagnóstico rápido (rapid appraisal), la matriz nos refleja que existen más aspectos desventajosos (en gris) que positivos (en verde), 14 frente a 7. Los amarillos son componentes negativos pero que bien tratados podría apoyar un objetivo claro. Por eso creo que el resultado final es negativo, tiene más desventajas que ventajas. La propuesta podría no sería apropiada. Se requiere un análisis más profundo de cada uno de los componentes para fundamentar de mejor manera un juicio positivo de la propuesta y no uno normativo.

Ahora si profundicemos el análisis. Desde el principio, el concepto de Asistencia Humanitaria y Solidaria está alineado con sus componentes Resistencia, Reactivación y Recuperación, si son elementos diseñados para superar una pandemia, una emergencia de salud como la actual. Sin embargo los componentes de las diversas fases, mezclan conceptos que no están relacionados con el problema de salud mundial, que requiere nuestro apoyo. Me cuestiono sobre si debemos ser solidarios con la ineficiencia de la gestión pública o con los seres humanos que a pesar de sus esfuerzos no logran superar las barreras para mejorar su bienestar. Dejemos la respuesta para el final.

Revisemos solo los que han sido identificados como negativos, pues los positivos no hay discusión alguna, sin embargo solo tres de ellos (positivos 7) tienen relación con la asistencia humanitaria y solidaridad, los otros cuatro son temas de gestión pública. Tres de 23 impactarían en el plan ecuador solidario!!

Explico mi razonamiento, siguiendo el orden de la matriz por sus distintos componentes.

  • Implementar un bono de solidaridad de USD 60 mensuales para un millón de familias adicionales es negativo porque aumentamos la ineficiencia del gasto del estado, cuando debemos asegurarnos más bien que ese gasto sea dirigido exclusivamente para superar los problemas de la pandemia y no todos los problemas. En situaciones difíciles, los seres humanos obramos a nuestra mejor conveniencia, dadas nuestras limitaciones (Leer a Maslow). Existen casos en otros países que los recursos de los bonos son gastados en bienes y servicios que no ayudan a paliar las condiciones actuales, por ello se inventaron mecanismos para que se deban usar solamente en los bienes y servicios que ayudan a superar la dificultad. Kit estandarizado de alimentos, medicinas, insumos médicos, vestimento (Ver la propuesta del autor sobre los bancos de alimentos, medicinas, insumos médicos y vestimenta plasmada en el artículo Covid-19, ¿después…..qué?)
  • El crédito de largo plazo con interés no superior al 2% es posible solo en la banca pública y no en la privada, los recursos de estos últimos son de personas privadas que inviertan en la banca a la espera de un rédito apropiado, si existiera la obligación de la tasa a la banca privada, los inversionistas podrían no canalizar sus recursos a esas entidades y nos enfrentaríamos una salida de capitales lo que es peor que la pandemia, para un país dolarizado. Además para que me sirve un crédito si no tengo mercado, si no tengo producción, si no tengo posibilidades de exportación, si no tengo la capacidad de reinventarme y resurgir con nuevas ideas, si no tengo la oportunidad de pagarlo.
  • Los menores ingresos petroleros no es materia de esta propuesta pues es consecuencia de la falta de planificación y de implementación de las políticas públicas que consideran a este rubro como el principal en las ingresos fiscales, cuando bien sabemos de lo volátil que es su precio en los mercados internacionales y los intereses internacionales sobre este producto. Por ello se usan energías alternativas para reducir esa dependencia.
  • No pago de dividendos durante la emergencia implica que los accionistas de las empresas estarían siendo castigados por triple partida: una, como persona natural que trabaja, dos, como persona jurídica obligada a contribuir y tres con el no pago de sus dividendos. Simple, las empresas no invertirán más recursos, lo cual afecta directamente al proceso productivo y al crecimiento económico. Nuevamente estaríamos indirectamente fomentando la salida de capitales.
  • No estoy muy seguro de que sea positivo o negativo el hecho de evitar los despidos del personal de las empresas que se han favorecido con este plan. Tiene que ir acompañado de un incentivo fuerte para mantener la producción y no visualizo ningún incentivo real a las empresas para evitar los despidos. Las empresas no pueden seguir pagando sueldos y compensaciones si no logran vender.
  • La liquidación más rápida de las empresas cerradas y el pago más rápido el seguro de desempleo tampoco, son casos de mejor eficiencia y efectividad, en su orden.
  • La eliminación de los subsidios generalizados no es solidaridad, es eficiencia en el gasto público.
  • El retraso del gobierno de USD 1.000 millones en pagos de proveedores es ineficiencia de gestión.
  • El no incluir a todos los ecuatorianos en la financiación no es solidaridad, los grupos indígenas y su financiamiento externo no se incluye, es desintegración y exclusión.
  • El nuevo financiamiento con organismos internacionales es contraproducente para financiar un programa asistencial, pues solo se posponen las dificultades sino existe un apoyo a la generación de producción, empleo y ventas, en suma una mejora a la productividad y competitividad nacional. Si los organismos internacionales abren una ventanilla para asistencialismo bien, sino complicado.

El financiamiento del fondo para el fideicomiso no tiene un solo incentivo para los aportantes por eso no sería bien acogido y puede crear mecanismo para evadirlo o lo que es peor, crear un ambiente favorable para más corrupción en el accionar de agentes privados y públicos compitiendo por mantener una plaza de trabajo a toda costa. O todos o ninguno, si es solidaridad porque solo unos pocos deben aportar y no todos. Mejor abrir una alternativa para que todos, a manera a sus posibilidades, contribuyan. Creo que así se hace país, así salimos, juntos.

Respecto de las propuesta a la Asamblea, la cobertura de salud para desempleados, en general, es abusivo para con los trabajadores de la salud, contra el funcionamiento de las facilidades del IESS y pero para el financiamiento de la atención. Si fuera focalizado para los enfermos del Covid-19 tendría sentido. De igual manera el bono educativo, pues eso es lo que se estaría planteando un bono adicional al bono de solidaridad de USD 60.

En resumen general parece que estamos en periodo electoral de un candidato populista y no en medio de una pandemia de salud que nos cambió la forma de relacionarnos, la forma de vivir, y la forma de trabajar. Parece que solo el Vicepresidente si tiene claro el panorama, se lo ve dedicado a resolver los temas de la pandemia. El grupo político del Presidente ya está pensando en la reelección, NO puede ser!!!!

Existen muchas formas más eficientes de atacar a una pandemia, una emergencia, una crisis. La decisión y el liderazgo son primordiales el objetivo no está claro, no es solidario, no tiene fundamento para lograr que todos los actores de las sociedad sean partícipes de buena fe (Leer La mente del líder, Rasmus Hougaard y Jacqueline Carter). El Sr. Ministro de Economía y Finanzas lo ha dicho, se han reunido con los jefes de bancada y no con los representantes de todos los aportantes que quieren, ellos, que sean parte de plan.

Pero el diseñar un programa integral para superar una pandemia, operar en condiciones de emergencia o guerra como dirían otros colegas, es materia de acuerdos nacionales bien sustentados y liderados por personas creíbles, honradas y comprometidas. El estado ecuatoriano requiere financiamiento barato y de largo plazo que sus compatriotas lo pueden lograr pero con garantía de honestidad y no de politiquería, gestionado eficientemente sin corrupción alguna.

Las clases más desprotegidas claman por alternativas productivas no solo dádivas, necesitan ser útiles, necesitan trabajar. Si no cubren sus necesidades básicas no tiene incentivos para apoyar un verdadero programa (Ver Maslow), los bancos de alimentos, medicinas, insumos médicos vestimenta y otros bienes han dado muy buenos resultados pues es un programa de focalización de subsidios muy bien entendido.

Por último también necesitan educación digital, es la forma futura de trabajar, el teletrabajo y el estado puede proveer y apoyar la educación con tecnología barata pero aterrizada territorialmente apoyando la formación actualizada y la generación de actividades económicas más seguras.

Tags:

Temas relacionados

Deja un comentario